Cada año, en Madrid, hay un día especial donde todos los madrileños vuelven a principios de siglo y continúan con una de las costumbres más hermosas de la ciudad, la festividad de San Isidro.

San Isidro es el patrón de Madrid; y su historia se remonta a la época mozárabe (siglo XI), cuando la ciudad aún se llamaba Mayrit (“Ciudad rica en aguas” en árabe antiguo). El patrón de Madrid por aquella época era un simple labrador y jornalero, el cual comenzó a ser conocido como el “Hacedor de lluvias“. Hasta tal punto llegó su fama que siglos más tarde fue canonizado en 1622 por el papa Gregorio XV.

San Isidro, el “Hacedor de Lluvias”

Se decía de él que concedía el milagro de la lluvia, de tal manera que un día consiguió a través de la lluvia llenar un pozo en el cual había caído su hijo, y así pudo salvarlo. Este milagro y otros siempre relacionados con el agua hicieron que San Isidro empezara a ser venerado poco después de su muerte. Todavía hoy, cada 15 de Mayo (día en el que fue canonizado) se celebra en su honor la festividad de San Isidro. Sus restos incorruptos, junto a los de su esposa Santa María de la Cabeza se pueden visitar en la Real Colegiata de San Isidro situada en la Calle Toledo, 17.

"El Milagro del Pozo" pintado por Alonso Cano en 1638
“El Milagro del Pozo” pintado por Alonso Cano en 1638

Fiesta de San Isidro en Madrid 

La fiesta de San Isidro, es un momento ideal para disfrutar de aquellas cosas más típicas y tradicionales de Madrid, como las rosquillas de San Isidro, bailar un buen “chotis agarrao” (danza tradicional madrileña donde el hombre agarra muy cerca a la mujer y dan tres pasos hacia la derecha y tres hacia la izquierda mientras dan vueltas), o poder pasear por la popular Pradera de San Isidro (Paseo de la Hermita del Santo 74) vestido con el popular traje de “chulapo” o “chulapa“.

Las Rosquillas de San Isidro pueden ser de 4 tipos: Listas, tontas, franceses y de Santa Clara / Wikipedia (C.C.)
Las Rosquillas de San Isidro pueden ser de 4 tipos: “Listas, tontas, francesas y de Santa Clara” / Wikipedia (C.C.)

El término “chulapo” se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX, época en la cual, las personas vestían de maneras diferentes, acorde a su estatus o a un comportamiento social en particular. Era simplemente una manera de diferenciarse con las altas élites francesas que en ese momento poblaban la ciudad a causa , entre otros motivos, de la llegada de los Borbones que procedían de Francia. Y es desde entonces y hasta el mismo día de hoy que este traje se ha convertido en el vestuario típico de los madrileños durante las fechas importantes, especialmente por supuesto durante las fiestas de San Isidro.

Madrileños vestidos de chulapos / (Alex Bikfalvi (Flickr / C.C.)
Madrileños vestidos de chulapos / (Alex Bikfalvi (Flickr / C.C.)

Dentro de esta festividad también se puede contar con un amplio programa de actividades infantiles, ferias, puestos de alimentación y venta de productos típicos de la capital e incluso conciertos y música en directo, que hacen de la fiesta de San Isidro, ya no sólo un día de homenaje al Patrón de la ciudad, sino también una semana de diversión para toda la familia.

Algo muy típico de Madrid y sin duda merece la pena visitar es la ya mencionada “Pradera de San Isidro”, donde familias y grupos de amigos se reúnen para comer en el césped y celebrar un día marcado en rojo en el calendario de todos los madrileños.

Este año en particular, la fiesta de San Isidro incluye una exhibición de gigantes y cabezudos, conciertos de pop, atracciones para niños, música y bailes tradicionales y muchas cosas más.

Así que no lo dudes, el lugar perfecto para visitar en Mayo disfrutando de lo más típico, sin duda es Madrid. Para más información consulta la página oficial www.sanisidromadrid.com

Deja una respuesta